Klama

5 razones para contratar una wedding planner

Wedding planner. Esa palabra que todos hemos oído repetir tantas veces en las películas, pero que muy pocos sabemos a ciencia cierta su significado y la utilidad que puede tener a la hora de organizar nuestra boda en la vida real. Y es que hay mil cosas en las que pensar: el vestido, las invitaciones, la música, el banquete, el fotógrafo… Es aquí donde, precisamente, entra en la partida la figura del wedding planner. Sin embargo, ¿cómo saber si realmente necesitáis la ayuda de un profesional para organizar vuestra boda? Hemos preparado 5 razones para convenceros:

 

  1. La falta de tiempo: Ambos trabajáis a jornada completa en puestos de alto rendimiento, tenéis una vida social muy activa y prácticamente no paráis en casa. Aún así, queréis que el día de vuestra boda sea único e inolvidable, pero la falta de tiempo no os deja avanzar con los preparativos al ritmo que os gustaría.
  2. Queréis cuidar de hasta el último detalle: Consideráis que el día de vuestra boda tiene que ser el día más importante, especial e inolvidable de vuestras vidas, por ello todo tiene que ser perfecto, hasta el más minucioso de los detalles. Una wedding planner os dará todo el apoyo que necesitáis para que vuestro día sea exactamente como deseáis.
  3. La boda está a la vuelta de la esquina: El gran día se acerca, pero aún queda mucha tela que cortar y se os echa el tiempo encima. Está claro que necesitáis un apoyo extra que se dedique únicamente a organizar y coordinar todos los preparativos de la boda aprovechando al máximo el poco tiempo que os queda.
  4. Evitar malos entendidos: Ya sea porque uno de los dos está más implicado en la organización de la boda que el otro o, simplemente, porque hablar del tema os provoca muchas discusiones y problemas de pareja, contar con una profesional exclusivamente dedicada a la organización de la boda quitará un enorme peso tanto a la relación como al miembro de la pareja que hasta ahora ha estado más implicado en la organización.
  5. Queréis controlar el gasto al máximo: Contáis con un presupuesto muy marcado y a la vez, tenéis un popurrí de ideas en la cabeza que no os deja avanzar. Controlar el gasto de una boda es primordial, y aquí es donde la figura del wedding planner os puede ayudar a optimizarlo, aprovechando al máximo el presupuesto del que disponéis sin perder ni un ápice de calidad en cada uno los servicios que contratéis.

 

En definitiva, hay muchas razones por las que contratar a un wedding planner. Lo más importante es que tengáis claro qué es lo qué queréis y lo que no queréis para vuestro día y, a partir de aquí, tomar una decisión. Si creéis que necesitáis ayuda externa, ¡no dudéis en contactarnos!